sábado, agosto 19, 2006

¡Al peso!


Recuerdo aquellas escapadas a Portugal desde Cedillo (Salto de Cedillo), burlando al guarda para comprar cafe, tabaco y toallas al peso. Las toallas al peso es algo muy de Portugal y los sesudos creativos del Carrefour se deben haber inspirado en ello para dar salida a los stocks de libros que tienen almacenados en las tripas de sus instalaciones. Así es, El Carrefour pone a la venta los libros por peso y colores. Ordenar los libros por colores; no deja de ser un criterio.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

... y, habrás de convenir, que es muy original...

Anónimo dijo...

Acabo de leer un artículo publicado en al sección Tribuna Abierta del diario EL MUNDO. Lo firma el catedrático de Derecho Penal y consejero editorial del periódico Enrique GIMBERNAT ORDEIG, del que CEREZO MIR considera uno de nuestros más ilustres penalistas.
El título elegido cumple a la perfección su misión periodística: "El Consejo Audiovisual de Catalula y la Constitución".
GIMBERNAT nos ilustra sobre las facultades que la nueva Ley de la Comunicación Audiovisual de Cataluña (LCAC) otorga al órgano político administravio Consejo del Audiovisual de Cataluña. Circunstancia esta que nos retrotrae a la Ley de Prensa de 1966 por sus efectos. Y es que este texto legal permite al citado órgano el secuestro e incluso la clausura de los medios de comunicación que vulneren su normativa.
Esta grave facultad, nos recuerda GIMBERNAT, fue atribuida desde nuestra última Constitución (1978) en exclusiva al Poder Judicial y, en amparo, al Tribunal Constitucional, para preservar el contenido mínimo establecido en el art. 20 (derecho fundamental de comunicar y recibir libremente información); y así ha sido refrendado por las distintas sentencias del TC, en especial la 199/87 y la 216/06.
Termina GIMBERNAT acentuando el cinismo jurídico del Parlamento catalán "porque fue precisamente ese mismo Parlamento de Cataluña el que interpuso el recurso de insconstitucionalidad contra el art. 21 LO 9/1984 que dio lugar a la sentencia estimatoria del TC 199/87". Entonces el Parlamento catalán entendía que sólo el juez podía decretar el cierre o clausura de los medios, pero ahora considera que bien está que "lo decrete 'su' Consejo del Audiovisual de Cataluña".

En fin, si el valor de la Constitución está bajo mínimos, el de los derechos fundamentales sufre la mayor de su crisis por un uso revanchista basado en un estúpido derecho histórico... como el que corean los jóvenes marroquíes cuando son reprendidos por romper los árboles en el Jardincillo: "calla, porque nuestros abuelos eran los dueños de todo esto hace mucho tiempo".

Anónimo dijo...

Hoy leo a Tom BURNS MARAÑÓN en la sección de Tecnología (Nueva Economía) de EL MUNDO. Su artículo se intitula 'Conexión, conexión, conexión' y la columna apostilla un artículo que cubre toda la página 44: "La nueva competencia espolea a la baja las tarifas de los móviles". Transcribo algunos fragmenos de BURNS: "Tony BLAIR ganó sus primeras elecciones, hace muchos, muchos años, diciendo que su programa para el cambio y progreso se resumía en tres palabras: 'educación, educación, educación' (...) Y esto requiere tomarse en serio la desregulación y la competencia para bajar al máximo las tarifas y elminar todas las tarifas y eliminar todas las trabas al desarrollo de las innovadoras propuestas digitales (...) La conexión es la piedra angular sobre la cual se levanta, según los teóricos de la innovación como Tom PETERS y Manuel CASTELLS, toda una arquitectura espacial de redes globales que cambiarán drásticamente -que ya están cambiando- la manera de hacer negocios (...) Me temo, sin embargo, que en este país, donde por lo general se gobierna (y se gana dinero) a golpe de Boletín Oficial del Estado, quienes establecen el marco del sector de telecomunicaciones son auténticos forasteros en la sociedad del conocimiento. Me recuerdan a quienes en el XIX seguían pensando en clave de veleros y de diligencias cuando ya estaba inventado el vapor".
Me alegra que pongas en esas noches de sosegada abulia una nota discordante y cuestiones toda manifestación de la tan cambiante como compleja realidad... me hace pensar (no sé si más libre). Estoy en deuda contigo. Más aún si finalmente decides matricularte y me haces partícipe de tus nuevas perspectivas.
En fin: que compartamos muchas noches burguesas, contestarias, humanistas.

Anónimo dijo...

elmundo.es
Viernes, 22 de septiembre de 2006

HAN MUERTO 235 PERSONAS Y 265 PAQUIDERMOS
GUERRA ENTRE HOMBRES Y ELEFANTES EN EL ESTADO INDIO DE ASSAM


EFE

El conflicto entre los humanos y los elefantes se ha recrudecido en el estado de Assam, en el noreste de la India, donde en los últimos cinco años han muerto unas 200 personas y otros tantos paquidermos, informó la agencia de noticias 'IANS'.

Las autoridades de Medioambiente de Assam han convocado una reunión de urgencia para el próximo lunes en el Parque Nacional de Kaziranga con el fin de buscar nuevas estrategias que minimicen la situación.

"La batalla entre humanos y elefantes es muy seria. Las bestias están matando gente y destruyendo propiedades, y los vecinos también atacan a los paquidermos y les matan", dijo a la prensa el jefe del departamento de Medioambiente de ese estado, M.C.
Malakar.

"Un número de expertos, propietarios de elefantes en cautividad y representantes de los consejos locales se reunirá para trabajar en nuevas ideas que acaben con la amenaza", afirmó.

Según un informe de Medioambiente, los elefantes salvajes asiáticos que viven en el estado han matado a 235 personas desde el 2001, y a su vez 265 paquidermos han muerto en el mismo periodo, la mayoría víctimas de la venganza de los humanos.

"El elevado número de muertes en Assam es motivo de gran preocupación y cada vez más manadas de elefantes salen de sus hábitats para entrar en las zonas habitadas por humanos buscando comida", explicó Malakar.

Sólo este año, 17 personas han muerto en el estado atacadas por elefantes salvajes y un número igual de animales ha fallecido a manos de vecinos indignados.

El pasado fin de semana una pareja de elefantes causó daños en una base de la Fuerza Aérea de la India en el distrito oriental de Sonipur.

En los últimos dos meses, varias manadas de elefantes salvajes han sembrado el pánico en varias zonas del estado atraídos por el olor de un licor destilado ilegalmente en los pueblos a partir de granos de arroz fermentados.

Los expertos aseguran que los elefantes se adentran cada vez más en los lugares habitados a causa de la ocupación por parte de los humanos de las áreas verdes.

"El bosque está disminuyendo y la gente se instala en los pasillos para elefantes, lo que ha obligado a los paquidermos a salir de sus hábitats y entrar en los asentamientos humanos", explicó otro experto, Kushal Konwae Sharma, profesor de veterinaria.

Según la agencia de noticias, imágenes de satélite muestran que entre 1996 y el 2000 unas 280.000 hectáreas de bosques han desaparecido en Assam.

El estado acoge a un gran número de elefantes (5.400 según el último censo, la mitad de los que hay en el país) y en el pasado sus habitantes ahuyentaban a las manadas que se acercaban a las poblaciones con el sonido de tambores o fuegos artificiales, pero ahora los atacan o matan con flechas envenenadas.

8n41cfbv dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.